.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

MEDIDA EXACTA

 

 

Cuando era niño, me impliqué en un trabajo manual para el que necesitaba muchos palitos, todos de la misma longitud. Los palitos los cortaba uno a uno con una navajita pequeña.

 
 

 

Tomé nota de la medida de estos palitos, debían ser todos iguales. Corté el primero, por el primero medí y corté el segundo, por este segundo que tenía en mis manos medí y corté el tercero, y por el tercero medí y corté el cuarto...

 
 

 

Con este procedimiento estaba trabajando hasta que me di cuenta que el palito que cortaba parecía mayor que el primero, comprobé que era un centímetro mayor. Por un error de falta de exactitud cada palito era mayor que el anterior.

 
 

 

Tuve que comparar a todos los palitos con el primero y cortar en cada uno lo que le sobraba. Pero aprendí una lección: cada palito debía de compararse con el primero, medida exacta.

 
 

 

Años después aprendí en la escuela la definición del metro: "La distancia entre dos marcas en una regla de platino iridiado que se conserva en la Oficina de Pesos y Medidas de París".

 
 

 

Actualmente hay definiciones mas exactas del "metro", pero vamos a mantener esta definición y ver que sin una referencia determinada, el metro podía variar con el tiempo, como pasó con los palitos que iban siendo cada vez mas largos.

 
 

 

Qué interesante el establecer una referencia inamovible para medir la longitud, para que la medida sea exacta y no resultado de sucesivas copias, de unas copias hacer otras y así sucesivamente, con el riesgo de variaciones y cambios.

 
 

 

¿Qué hay que no cambia? Dios no cambia, el es el mismo ayer hoy y por los siglos y su palabra no cambia, los cielos y la tierra pasarán, pero sus palabras no pasarán.

 
 

 

Como ese primer palito para comparar todos los demás, es la palabra de Dios, que no cambia, es referencia exacta, infalible, inamovible, con la que nos debemos de comparar.

 
 

 

Dios le mandó a Moisés escribir sus leyes en un libro (Éxodo 17: 14). Dios le enseñó a Israel que la Escritura no puede ser quebrantada (Juan 10: 35). Lo escrito, escrito está, como referencia inamovible no sujeta a cambios.

 
 

 

Las tradiciones se transmiten en un incesante cambio, cada generación hace su aporte, a veces no se sabe el por qué de las cosas. La historia de los pueblos se reescribe cada día, pero lo escrito en la Biblia, escrito está y no pasará.

 
 

 

Cada cristiano nacido de nuevo recibe revelación de Dios, el Espíritu Santo nos guía a toda verdad; la Biblia es referencia escrita como regla de medir, decidir y establecer.

 
 

 

No te desvíes de la referencia estable, la Biblia. No aprendas de lo que hacen los hombres para con cambios que añadas enseñar a otros, así se llegará a estar muy lejos de la verdad.

 
 
 

El que basa las creencias en la tradición  cambiante y en añadidos de otras revelaciones fuera de la Biblia, se aleja de la referencia estable e inamovible: Dios y su palabra.

 
 
 

Dios no cambia, es una referencia estable por los siglos de los siglos, la eternidad, sin fin.

 
                                                                              
   

"Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre, Y tu memoria de generación en generación" (Salmo 102: 12). "Porque yo Jehová no cambio". (Malaquías 3: 6a). "Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos" (Hebreos 13: 8).

 
 
 

La palabra de Dios no cambia, es una referencia estable, para siempre, no pasará; como lámpara que alumbra en la oscuridad, brújula que marca la dirección, mapa para llegar al tesoro.

 
                                                                              
 

"El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones"  (Salmo 33: 11). "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán". (Mateo 24: 35). "siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre" (1 Pedro 1: 23).

 

 

 
 

Solo en la verdad de Dios podemos confiar, en la palabra escrita que no cambia con el tiempo.

 
                                                                              
   

"Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra" (2 Timoteo 3: 14-17).

 

Envía estos Mensajes a tus

contactos para evangelizar.

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es