.
   

Mensajes

 

PALENCIA

 PARA CRISTO

 
. . . .
. . . .
       
 

 

PRIMERO ESCUCHAR

 

 

A un muchacho que parecía ser hábil y coherente, le plantearon una pregunta relacionada con el recorrido de un autobús y los pasajeros que suben y bajan y las paradas que hace.

 
 

 

Viajan 6 pasajeros: en una parada suben 10 pasajeros, mas tarde hace el autobús otra parada y suben 5 pasajeros y bajan 2, posteriormente hace otra parada y suben al autobús 3 pasajeros y bajan 7.

 
 

 

El muchacho llevaba de cuenta los 15 pasajeros que quedaban en el autobús; pero, para su sorpresa, le peguntaron: ¿Cuántas paradas hizo el autobús?... Y el muchacho no supo la fácil respuesta.

 
 

 

Un día vamos a estar en la presencia de Dios. Muchos llevarán respuesta preparada, pero ¿Saben qué es lo que Dios les va a preguntar?

 
 

 

Quizá lleguen sobrados de méritos, grandes obras, como para "deslumbrar" a Dios. Pero lo primordial es que sepan qué es lo que Dios les va a pedir.

 
 

 

Lo importante para presentarnos delante de Dios es el haber escuchado su voz, saber qué es lo que demanda de nosotros, conocer su voluntad. Primero escuchar y después hacer.

 
 

 

Caín trajo a Dios ofrenda que no le agradó. En Caín vemos el culto pagano, culto según la voluntad del hombre y no según la voluntad de Dios. Caín trajo a Dios lo que bien le pareció a el mismo.

 
 
 

"Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante". (Génesis 4: 3-5)

 

 

 

 

Cuántos intentos por agradar a Dios no son mas que desobediencia y egoísmo que satisfacen el espíritu religioso del hombre, pero no la santa voluntad de Dios, a la cual el hombre carnal no se somete.

 
 
 

"El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano". (Lucas 18: 11-12)

 

 

 

 

Cuantas personas, en todos los días de su vida, no se han preocupado de cómo agradar a Dios ni de saber qué es lo que Dios les pide, sino solo en su "grandeza" hacer a su parecer lo que mejor les parece sin haber escuchado primero.

 
 
 

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad". (Mateo 13: 25-27)

 

 

 

 

Para agradar a Dios, conoce primero qué es lo que Dios quiere que tu hagas: Leer la Biblia, ser sensibles a la guía del Espíritu y después, podrás hacer la voluntad de Dios. Escucha primero y después harás.

 

 

"PALENCIA PARA CRISTO"

PALENCIA - ESPAÑA

 

 

 

       
 

"CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO, Y SERÁS SALVO" (La Biblia).  PALENCIA PARA CRISTO - Palencia - España - E-mail: palenciaparacristo@yahoo.es